Odontología Infantil: Control Temprano

Odontología Infantil: Control Temprano

El uso adecuado del fluor

El cuidado dental en los niños debe comenzar con la aparición de los dientes. En una primera etapa, los padres deben enseñarles a jugar con el cepillo dental para que lo vean como un objeto amistoso y entretenido y luego, de a poco ir incorporando técnicas de movimiento.

Los controles tempranos deben comenzar cuando el niño tiene alrededor de dos años y medio. Al comienzo, las visitas al dentista tienen como objetivo que el niño se familiarice con él, luego se hacen cosas muy simples como higienes básicas, sólo con cepillo, flúor y, finalmente, algún sellante.

Realizar controles tempranos es ideal para crear un hábito en el niño y evitar el temor al dentista. El flúor y los sellantes son muy importantes para evitar las caries, ya que los niños tienden a lavarse poco y mal los dientes.

Ideal es tener como rutina y realizar estos controles en época de vacaciones de colegio, una vez al año, con el objetivo que los niños comiencen un año en completo bienestar. El control con el dentista debe ser como el control con el pediatra: una obligación. Un niño con una boca sana se lo agradecerá a sus padres el resto de su vida.

¿Tiene alguna consulta?

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Ir arriba
Open chat